Contenido patrocinado

Vuelven los 90´s: La caza del pijo.

RoZMaN

Florero
Florero
Todo es cíclico en la vida. Volvieron las hombreras, los cardados, los juegos retro, Stranger things e Indiana Jones, pero ah. Los 80´s ya enciman el ocaso de su resurrección y la siguiente decada le coge el testigo. Y al hilo de la anécdota de Zack en el post del Covid, debemos recordar que no hay tradición sevillana más noventera que los surmanos danzando a sus anchas por toda la ciudad y sembrando su reino del terror.

Por lo pronto, esta nueva camada de canteranos que parece fuerte, está adquiriendo sus primeros puntos de experiencia endiñandoles a los nenes bien flequilleros del portaceli y también a los censados por Los Remedios. Las nuevas tecnologías hacen que puedan coordinarse entre clanes canis por medio de Whatsapp y no como antes que tenían que mandarse emisarios a traves de una jog o una aerox. Los pijos hasta que no llegan a los 17-18 no se apuntan a rugby o remo, por lo que por debajo de esos años son aun pequeñas larvas indefensas. Las primeras palizas ya están aconteciendo. Las figuras ya están sobre el tablero. ¿Quien saldrá triunfante? ¿volveremos a vivir en Sevilla una escalada de delincuencia como la de aquellos años? ¿Volverán los pelaos ceniceriles y Prodigy, toda vez que pensabamos que los canis de rancio abolengo se habían reciclado en flamenquitos?

La ‘caza del pijo’ en Sevilla, el reto viral que atemoriza a padres de barrios ricos tras el ataque del viernes (elespanol.com)

Este hilo es ideal también como repositorio de anécdotas, carreritas y demás cosas que nos hicieron vivir esos infraseres del averno que hoy en día han sido reciclados en la sociedad como fontaneros, electricistas, repartidores, albañiles y demás muestras vivientes de que el sistema funciona, pues antes te arriesgaban a una hostia física y ahora te la dan en forma de factura con gastos de desplazamiento e iva por hacerte una chapuza o dejandote el paquete que le has pedido a amazon al vecino del quinto con el que no te hablas. Se llama civilización.
 

Cretario

Florero
Florero
A mi con 14/15 años paseando un Domingo por la zona de le Encarnación se me acercaron un chaval mas o menos de mi edad y otro mayor que yo y me pidieron el DNI yo no les di nada y empezaron a decirme que yo había agredido a alguien (cosa que era falsa porque yo no he agredido a nadie nunca y no sabia ni de quien me estaban hablando) y empezaron a buscar pelea, al ser una zona concurrida logre llame la atención de los que estaban en esa zona y logre espantarlos, solo fue un susto pero me lleve un tiempo sin pasar por aquella zona
 

Rives

Florero
Florero
Siempre recordaré una cosa que me dijo un "hermano grande" de un amigo: "¿Para qué quiere ser de las Tres Mil si después no tiene cojones de pegar una buena hostia?".
 

ZaCk

CEO at DEEP
Florero
De esto tengo para aburrir.

Una vez en una feria al lado de mi pueblo le hice el favor a un gitano que conocí, de medalla de oro con foto de padre muerto incluido, de bajarlo a él y a sus 15 primos en grupos de 4 hasta pañoleta, porque el que llevaba el coche había desaparecido.

Terminé de llevarlos a las 7 de la mañana. El tipo me dijo que si algún día de mi vida tuviera un problema que dijera que era amigo de X de pañoleta.

Un par de años más tarde, en la feria de Sevilla, acorralaron a un colega una piara de gitanos pidiéndole prestados sus nuevas nikes.

La cosa se estaba poniendo fea porque no me gusta poner fácil estas cosas a no ser que vea peligro inminente real.

Cuando le lanzaron la primera torta le dije al cabecilla que X de Pañoleta era como mi hermano.

Un gitano del grupo salió y me dijo ¿Tú eres zacarias de tal pueblo? Le dije que sí y le dijo a el hinjniero que era verdad y que no se metiera en problemas. Resulta que era uno de los que llevé ese día a su casa.

Le pidieron perdón a mi colega y le dieron una jarra de rebujito que, probablemente, habría sido mangada minutos antes.

He salido con los pri de castilleja, con los de camas, mi compañero de internado en Umbrete era el vaquilla de las tres mil y he estado yendo 10 años seguidos a absolutamente todas las ferias del Aljarafe. Tengo anécdotas para tirar el servidor.
 

Pancracio

Florero
Florero
De esto tengo para aburrir.

Una vez en una feria al lado de mi pueblo le hice el favor a un gitano que conocí, de medalla de oro con foto de padre muerto incluido, de bajarlo a él y a sus 15 primos en grupos de 4 hasta pañoleta, porque el que llevaba el coche había desaparecido.

Terminé de llevarlos a las 7 de la mañana. El tipo me dijo que si algún día de mi vida tuviera un problema que dijera que era amigo de X de pañoleta.

Un par de años más tarde, en la feria de Sevilla, acorralaron a un colega una piara de gitanos pidiéndole prestados sus nuevas nikes.

La cosa se estaba poniendo fea porque no me gusta poner fácil estas cosas a no ser que vea peligro inminente real.

Cuando le lanzaron la primera torta le dije al cabecilla que X de Pañoleta era como mi hermano.

Un gitano del grupo salió y me dijo ¿Tú eres zacarias de tal pueblo? Le dije que sí y le dijo a el hinjniero que era verdad y que no se metiera en problemas. Resulta que era uno de los que llevé ese día a su casa.

Le pidieron perdón a mi colega y le dieron una jarra de rebujito que, probablemente, habría sido mangada minutos antes.

He salido con los pri de castilleja, con los de camas, mi compañero de internado en Umbrete era el vaquilla de las tres mil y he estado yendo 10 años seguidos a absolutamente todas las ferias del Aljarafe. Tengo anécdotas para tirar el servidor.
Da para guión de corto.
 

paqitto

Florero
Florero
De esto tengo para aburrir.

Una vez en una feria al lado de mi pueblo le hice el favor a un gitano que conocí, de medalla de oro con foto de padre muerto incluido, de bajarlo a él y a sus 15 primos en grupos de 4 hasta pañoleta, porque el que llevaba el coche había desaparecido.

Terminé de llevarlos a las 7 de la mañana. El tipo me dijo que si algún día de mi vida tuviera un problema que dijera que era amigo de X de pañoleta.

Un par de años más tarde, en la feria de Sevilla, acorralaron a un colega una piara de gitanos pidiéndole prestados sus nuevas nikes.

La cosa se estaba poniendo fea porque no me gusta poner fácil estas cosas a no ser que vea peligro inminente real.

Cuando le lanzaron la primera torta le dije al cabecilla que X de Pañoleta era como mi hermano.

Un gitano del grupo salió y me dijo ¿Tú eres zacarias de tal pueblo? Le dije que sí y le dijo a el hinjniero que era verdad y que no se metiera en problemas. Resulta que era uno de los que llevé ese día a su casa.

Le pidieron perdón a mi colega y le dieron una jarra de rebujito que, probablemente, habría sido mangada minutos antes.

He salido con los pri de castilleja, con los de camas, mi compañero de internado en Umbrete era el vaquilla de las tres mil y he estado yendo 10 años seguidos a absolutamente todas las ferias del Aljarafe. Tengo anécdotas para tirar el servidor.
Lo de "tener amigos hasta en el infierno" te vino aquí que ni pintada.
 

sevillistagirona

Florero
Florero
Eso me recuerda una vez tomando un cubata a la orilla del Guadalquivir con un primo mío algabeño.
Estábamos contando chistes y diciendo tonterías, nos estábamos partiendo.
Y vienen dos notas, quillo sus estáis riendo de nosotros?
Y yo respondí. Como? La verdad es que no os había visto.
El nota me respondió , que si que sus habéis reído de nosotros, y somos de Triana.
Subrealista.
Yo le dije que era del Prat de Llobregat y que me reía de lo que me salía del nabo.
Al final hubo que pacificar a los canis a la fuerza porque el diálogo no conducía a nada.

En resumen, cuando te buscan el hocico lo que queda es reventarles el suyo. No pararán hasta que lo consigan.
 

Zmork

Florero
Florero
Al Andros Lozano sí que tendrían que pegarle un palizón gordo.

Enviado desde mi Redmi Note 8 mediante Tapatalk
 

19sevilla05

Florero
Florero
Han cogido buena costumbres los nenes de ensuciar, molestar y montar jaleo en barrios ajenos a los suyos. Podrían quedarse a degenerar sus propios barrios.
 

Tedeum

Florero
Florero
Ganas de señalar a gente de barrios pobres. Xenofobia se llama.
Ya lo ha comentado la policía. Hay delincuentes a los que habría que ajusticiar, pero los señoritos estos de nervion no se enteran que en su barrio, y posiblemente en su casa también hay golfos y delincuencia.

Si. Soy de barrio pobre, y estoy hasta la polla de gente “de bien” que se cree mejor que yo.

Menuda panda de retrasados y retardados
 

SeviCastefa

SeviCastefa
Florero
@ZaCk Yo he visto a tus amigos Pris de Castilleja correr calle abajo en muchas ferias del Aljarafe. Hablo de los canis de Nueva Sevilla.
Y yo ya flipaba con las coaliciones que se formaban con los canis de Tomares o San Juan y su esquina del Gato para pegar a otro pueblo. Hostia puta!! Qué época!!


Pd: Ayer unos chaveas me pidieron 20 céntimos en Castelldefels.
 

ZaCk

CEO at DEEP
Florero
@ZaCk Yo he visto a tus amigos Pris de Castilleja correr calle abajo en muchas ferias del Aljarafe. Hablo de los canis de Nueva Sevilla.
Y yo ya flipaba con las coaliciones que se formaban con los canis de Tomares o San Juan y su esquina del Gato para pegar a otro pueblo. Hostia puta!! Qué época!!


Pd: Ayer unos chaveas me pidieron 20 céntimos en Castelldefels.
Eso sí que eran tripartitos. De esas tengo un buen reguero.

Mi pueblo estaba peleado con Santiponce de siempre. Una vez me eche una novia allí que trabajaba en una cafetería y cuando iba a verla los notas me tiraban piedras mientras estaba sentado.

Una vez hubo una pelea en Sevilla entre gente de mi pueblo y de Santiponce y le jodieron un ojo a un chaval con un pitonazo, a lo que testificó una chavala de mi pueblo para identificar al tipo. Ese fin de semana subieron 5 motos con dos tipos por moto a buscar la casa de la chavala, nos enteramos y nos metimos 5 becerros en su casa a esperar, cuando llegaron salimos, se pusieron machitos al creerse en superioridad, me senté con uno en la moto y le dije que eso se resolvía como en la antigüedad, nos peleábamos él y yo solos en un descampao y el que quedara de pie era el que "mantenía el honor" del resto.

Me vería la cara de majara y salió por la tangente diciendo que él llevaba pistolita y tal y cual, bobadas de acojonao. Todo esto sirvió para avisar que vinieran otros 5 del pueblo, que aparecieron a caballo por cada flanco como en el Señor de los anillos, le echaron los caballos encima y tuvieron que irse empujando la moto porque no tenían espacio ni para moverse con un pasillito de la vergüenza.

Al día siguiente era la romería de mi pueblo y me encontré al pistolita bebiéndose una cerveza allí, me acerqué por detrás, le toqué la espalda, se quedó con la cara blanquita (venir a mi pueblo así era como cagarte en los balcanes e irte tú solo a jugar al campo del Estrella Roja) y empezó con la retahíla de "hermano ayer estaba tal y cual", le di dos collejitas de las que joden y le dije que no pasaba nada, que se le notaba que se había equivocado.

Con Santiponce hay un par buenas en su feria.
 

RoZMaN

Florero
Florero
La verdad es que cuando en casa sale el tema de buscar progenie y tal y empiezo a notar que se me jode la saturación de oxigeno y dentro de los pensamientos recurrentes está, aparte del dinero y el cambio de vida, el tema de la seguridad de tu vastago y que un dia estés tan ricamente un sabado por la noche paladeando la decadencia de tu relación conyugal adobada con una dosis narcotizante de salvame deluxe y te llamen diciendo que tu nene está ingresado porque alguien le ha querido contar los dientes desde fuera de su receptáculo contenedor.

Cuando pienso la cantidad de noches que a escondidas de mis padres y siendo un mojón he ido a ferias de pueblo, he paseado sin consciencia con mi vaso de tubo de plástico cerca de grupúsculos canis que acampaban en cualquier sitio de botellonas de cualquier sitio de la ciudad, cuando has estado tantas veces en el Capoti a tu bola y pendiente de las hembras que pasaban despreocupado que cualquier giro de cuello un poco más forzado de la cuenta podía provocar que tuvieses en cinco segundos a un surmano frente a ti diciendote que que haces mirandole...

Recuerdo volver a casa de madrugada pasando por el puente de Triana y que una jauría de motos siempre con dos ocupantes practicase el tiro al blanco con los torsos de los viandantes tirándoles piedras o naranjas, como si eso fuese una prueba del corredor del laberinto, obligándote a correr como un concursante de humor amarillo, con el agravante de que la papa dificultaba aún más la coordinación.

En los 90´s se vivieron tiempos muy salvajes en Sevilla, ni nosotros eramos conscientes ni creo que nuestros padres fueran conscientes que salir en aquella época por casi cualquier sitio de Sevilla era ir a la pata coja en un campo de minas. Y hablo de la city. Ya no me quiero ni imaginar lo que debieron ser los pueblos.
 

Barón Ashler

Florero
Florero
La verdad es que cuando en casa sale el tema de buscar progenie y tal y empiezo a notar que se me jode la saturación de oxigeno y dentro de los pensamientos recurrentes está, aparte del dinero y el cambio de vida, el tema de la seguridad de tu vastago y que un dia estés tan ricamente un sabado por la noche paladeando la decadencia de tu relación conyugal adobada con una dosis narcotizante de salvame deluxe y te llamen diciendo que tu nene está ingresado porque alguien le ha querido contar los dientes desde fuera de su receptáculo contenedor.

Cuando pienso la cantidad de noches que a escondidas de mis padres y siendo un mojón he ido a ferias de pueblo, he paseado sin consciencia con mi vaso de tubo de plástico cerca de grupúsculos canis que acampaban en cualquier sitio de botellonas de cualquier sitio de la ciudad, cuando has estado tantas veces en el Capoti a tu bola y pendiente de las hembras que pasaban despreocupado que cualquier giro de cuello un poco más forzado de la cuenta podía provocar que tuvieses en cinco segundos a un surmano frente a ti diciendote que que haces mirandole...

Recuerdo volver a casa de madrugada pasando por el puente de Triana y que una jauría de motos siempre con dos ocupantes practicase el tiro al blanco con los torsos de los viandantes tirándoles piedras o naranjas, como si eso fuese una prueba del corredor del laberinto, obligándote a correr como un concursante de humor amarillo, con el agravante de que la papa dificultaba aún más la coordinación.

En los 90´s se vivieron tiempos muy salvajes en Sevilla, ni nosotros eramos conscientes ni creo que nuestros padres fueran conscientes que salir en aquella época por casi cualquier sitio de Sevilla era ir a la pata coja en un campo de minas. Y hablo de la city. Ya no me quiero ni imaginar lo que debieron ser los pueblos.
Yo no he tenido tantas historias en primera persona pero sí me tocó salir por los ochenta, cuando la ciudad era mil veces más insegura que ahora. Raro era el chaval o no tan chaval que no había tenido una experiencia de atraco o que se atrevía a cruzar por ciertas calles (regresar de noche por la zona de la Alameda era entonces como lo que sentía la cabra de Parque Jurásico cuando la metían en la jaula del Rex).

Recuerdo haberme mandado mis padres con 13 o 14 años una tarde de verano a comprar algo a una tienda del barrio y, de repente, verme rodeado por una horda de niñatos que me quitaron las 2.000 pesetas que llevaba (anda que se me va a olvidar el importe) y volver acojonado sin mirar atrás. Aquel verano no quería ni asomarme a la puerta de mi casa.

En otra ocasión, me saltó un nota en plena tarde cerca de mi casa para quitarme dinero con una navaja y tuve la reacción de pegarle un empujón y gritar "papá" al primer hombre de cierta edad que vi cerca. Aquel impulso fue suficiente, pero me cagué. Y en otra ocasión, siendo mucho más niño (12 a lo sumo), un cani me quiso quitar la bici en la parte de atrás de mi casa, pero por suerte pasó más gente y el nota se piró.

Y otra vez, ya con 16-17 al menos, volvía a casa del centro por las calles Hiniesta y Lira y otra vez que me llegaron dos niñatos para quitarme la cazadora. Para mi suerte, iba con un amigo hipertranquilo que los calmó dándoles un cigarro y contándoles no sé qué milonga de que mi madre estaba en el hospital o algo similar. El caso es que funcionó y nos dejaron marchar.

Insisto en que todo esto era sin "buscar el peligro" por ferias de pueblos o comprando papeletas en bullas. Era una época en la que te caía encima la situación sin tener nada que ver. Y mi barrio era de los tranquilos (Capuchinos). Nada comparable a lo que te contaban conocidos de otras zonas peores.
 
Última edición:

Astisevilla

Florero
Florero
La verdad es que cuando en casa sale el tema de buscar progenie y tal y empiezo a notar que se me jode la saturación de oxigeno y dentro de los pensamientos recurrentes está, aparte del dinero y el cambio de vida, el tema de la seguridad de tu vastago y que un dia estés tan ricamente un sabado por la noche paladeando la decadencia de tu relación conyugal adobada con una dosis narcotizante de salvame deluxe y te llamen diciendo que tu nene está ingresado porque alguien le ha querido contar los dientes desde fuera de su receptáculo contenedor.

Cuando pienso la cantidad de noches que a escondidas de mis padres y siendo un mojón he ido a ferias de pueblo, he paseado sin consciencia con mi vaso de tubo de plástico cerca de grupúsculos canis que acampaban en cualquier sitio de botellonas de cualquier sitio de la ciudad, cuando has estado tantas veces en el Capoti a tu bola y pendiente de las hembras que pasaban despreocupado que cualquier giro de cuello un poco más forzado de la cuenta podía provocar que tuvieses en cinco segundos a un surmano frente a ti diciendote que que haces mirandole...

Recuerdo volver a casa de madrugada pasando por el puente de Triana y que una jauría de motos siempre con dos ocupantes practicase el tiro al blanco con los torsos de los viandantes tirándoles piedras o naranjas, como si eso fuese una prueba del corredor del laberinto, obligándote a correr como un concursante de humor amarillo, con el agravante de que la papa dificultaba aún más la coordinación.

En los 90´s se vivieron tiempos muy salvajes en Sevilla, ni nosotros eramos conscientes ni creo que nuestros padres fueran conscientes que salir en aquella época por casi cualquier sitio de Sevilla era ir a la pata coja en un campo de minas. Y hablo de la city. Ya no me quiero ni imaginar lo que debieron ser los pueblos.
Yo que soy de Dos hermanas recuerdo a la banda del tigre ir a tirotear la puerta del castillo, una discoteca de verano. Los robos de motos a finales de los 90 eran una locura. Por suerte, no he vivido en primera persona nada violento
 
Arriba